13 julio 2006

Los últimos 6 días

Viernes: Applebee's Garza Sada. Cena no planeada con Arturo y unos amigos.

Sábado: Ibex. Morelos 1053 Oriente, Barrio Antigüo. Fue mi primer visita al Ibex, está chido, tocan rock, sobre la línea del metal y sus subgéneros (speed, trash, etc). Mucha gente vestida de negro con tatuajes y perforaciones, cabello largo, camisas de grupos y conciertos, cover $10, hace algo de calor, mucha gente parada porque no hay suficientes sillas, creo que la cheve está barata, pero no sé cuánto cuestan porque no compré. Esa vez tocaron dos grupos rolas de Metallica, Iron Maiden, Black Sabbath, Helloween y hasta de Elvis Presley (así es). Recomendado para la banda metalera.

Domingo: Silent Hill. Cinépolis Plaza Galerías Monterrey. Fui con Denisse a ver la movie. Se me hizo algo larga, como 2 horas, está buena, aunque no la recomiendo para los que no soportan las imágenes perturbantes. A mí no me espantó ni me dio miedo, generalmente no soy miedoso en ese sentido.

Lunes: Shakespeare In Love. Finalmente la vi, después de varias semanas de que me la prestaron. Se me hizo buena, es la historia romántica/trágica de Romeo y Julieta pero con un toque de comedia. Bueno, yo no la había visto :S

Martes: Clase de piano, Brenda's visit (and Brenda's cello). Ya terminé el primer libro de mi clase de piano, sólo me falta pulir las últimas dos piezas para la siguiente clase, que será hasta Agosto. En estos meses siento que sí he avanzado, aunque definitivamente necesito practicar más seguido que sólo uno o dos días antes de la clase semanal. Después de eso Brenda fue a la casa, llevó su cello y lo tocó un poco. Primera vez que toco un cello, pensé que se afinaba como un bajo, pues tiene cuatro cuerdas, pero no, en lugar de ser Mi-La-Re-Sol es La-Re-Sol-Do, no logré sacar un sonido agradable.

Miércoles: Ensenada Jazz. Padre Mier 959 esquina con Mina, Barrio Antigüo. Tercer ida a Casa Guimbarda para escuchar jazz en vivo. En esta ocasión tocó un grupo de Baja California que se llama Ensenada Jazz, aunque sólo iban 3 de sus integrantes (piano, batería y bajo/guitarra). Muy buenas ejecuciones las de todos, en especial la del pianista, Ernesto Rosas. Al terminar su presentación me acercé y platiqué un poco con él. Le pregunté que si se podía aprender a tocar jazz o blues sin saber leer partituras, me dijo que sí, que de hecho eso géneros nacieron de manera lírica y gracias a la improvisación, pero que si sabías leer que el camino se hacía muchísimo más fácil. Me recomendó seguir practicando mucho, que esa era la clave. Tengo algunas fotos, luego las subo. Por cierto, al rato a las 8:30 pm darán una tocada abierta al público en la Plaza Hidalgo.