06 mayo 2007

Todos los hombres somos iguales

En el blog de S4Lm0n titulado Te lo dije bien clarito... me encontré con el post titulado Todos son iguales del cual yo hace tiempo quería escribir pero simplemente lo fui dejando. Casualmente he tenido varias conversaciones recientemente con diferentes personas donde de alguna un otra manera tocan ese tema en particular y parece ser que la respuesta a la pregunta de si ¿todos los hombres son iguales? fuera sí, todos los hombres somos (más o menos) iguales. ¿Por qué? se lo podríamos achacar a la genética, a la evolución, a la cultura, a la sociedad, al sistema, al destino, a la televisión, a Paquita La Del Barrio, a Pepe Aguilar, etc, etc, etc... o simplemente achácárselo a las mismas mujeres. Otra más de las ironías de la vida. Pareciera ser que la mayoría de las mujeres que buscaran a un príncipe azul, de esos que salen en los cuentos con finales felices. Dicen que buscan el hombre perfecto que las escuche, que esté con ellas cuando los necesitan, fieles, comprensivos, sensibles, mejores amantes y demás buenas cualidades habidas y por haber (no todo se puede tener en la vida), yo creo que en el fondo buscan lo contrario. Ellas nos hacen ser así, ellas son las culpables, nosotros aquí somos las víctimas. Porque al final de cuentas el hombre bueno se cansa de ser bueno con ellas y se da cuenta que ellas prefieren al que las trata no tan bien, como si les gustara la mala vida y se obsesionaran y prefirieran al que no las pela, al que no las escucha, al que no está ahí cuando se le necesita, al infiel, al que no es comprensivo, ni sensible, ni mejor amante, al que no las pela, al que les pone el cuerno, al que las trata mal, en fin, y así conozco muuuchos casos. Desde ese perspectiva entonces resulta que siempre ser "bueno" no es tan bueno que digamos.

Ahí está Eva dándole su frutita a Adán echándole la culpa a la serpiente que la obligó y no sé qué más. Pero bueno, también ahí está el Adán de caliente que le hace caso. Digo, es cosa de dos, o de tres como en este caso. Bueno, a todo esto, ¿qué chingaos hace un árbol de la fruta prohibida en medio del paraíso? ¿qué pinche necesidad? mejor lo hubieran quitado y se acabó el pedo. Es como si una maestra de primaria dejara solos a un niño y una niña toda la mañana sin tarea en el salón con un Xbox encendido, muchos juegos disponibles y una pantalla gigante widescreen de alta resolución y les dijera "NO jueguen" y que un rato después llegara el conserje o prefecto y le dijera a la niña "juega, tu maestra no va a llegar, está con la directora y se va a tardar mucho, yo no le diré nada" y la niña tomara un control y le dijera al niño que tomara el otro control... medio perversón ¿no creen? Pero bueno, ya me salí del tema principal, que si somos iguales o no, sí, en el fondo TODOS somos iguales. Es como... nuestra naturaleza.

La cosa es que lo que quería compartir son un documental de Psycho Love Films titulado Todos Son Iguales (parte 1, parte 2, parte 3, parte 4, parte 5, parte 6) donde gente del medio artístico y de todo hablan de dicho tema, tanto hombres como mujeres (y de todo).

Y ya para finalizar, aquí está un cortometraje de Conaculta titulado La Suerte De La Fea... A La Bonita No Le Importa donde podemos notar también que en cierta forma todas las mujeres son iguales.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Es verdad todos son iguales, pero en el fondo cualquier mujer espera encontrar al "diferente"....y que finalmente lo encuentra con ayuda de sus hormonas y de la quìmica que encuentre en el sujeto, duele pero es la neta !!
las hormonas nos pueden hacer bromas muy pesadas !

S4Lm0n dijo...

sho digo q hay algunos mas iguales que otros, mil cosas influyen en eso, no se, hay libros y libros acerca de la compleja psique humana, no solo masculina, asi que es u ntema demasiado extenso, como para poder opinar en unas cuantas lineas, pero de q hay unos ogts, los hay, tb hay infieles, culeis, cobardes, etc, pero mujeres, no generalicen

Daanroo dijo...

Visto para que sea parejo, la culpa la tiene Dios, porque nos dió ojos, sentidos, cuerpo y hasta pensamiento.

Digo, es que si de culpa se trata, pues culpemos hasta la manzana, ¿o era un higo..?

La verdad caballero, que para culpables, no se precisa contar el tiempo, lo que si es justo decir, es que ni cada hombre del mundo, ni cada mujer son iguales y aunque a uno le pinten de color la frente, nunca la respuesta será la misma, ni de un lado ni del otro.

Hay un dicho en el norte que dice....

"Con la vara con que midas, serás medido".

¡Caballero...!un placer

***Cielo azul *** dijo...

lo mismo piensa mi hermano, que nosotras las mujeres no queremos a los niños buenos y q por eso se tienen que volver malos :S

saludos desde el cielo

Anónimo dijo...

Los hombres buenos son como los extraterrestres, todos hablan de ellos pero nadie ha comprobado su existencia.