26 febrero 2004

Un beso grande

Una rolita sabrosa de Edgar Oceransky, para todos los que nos gustan los besos grandes.

Ven siéntate a mi lado, no quiero hablar de amor, no quiero que te enteres qué hay en mi corazón. Repíteme tu nombre con la más dulce voz y dime que te mueres por abrazarme amor. Y dame un beso grande, muy grande grande grande, como hace ya mil labios no había besado yo. Y dame lo que quieras y no me des más vueltas que quiero descubrirte en esta habitación. Hoy no tomas tu tiempo, que no lo tengo yo, no quiero convencerte de nada, y por favor, no me digas te quiero, no me hace falta hoy, sólo quiero perderme en tus ojos de sol. Y dame un beso grande, muy grande grande grande, como hace ya mil labios no había besado yo. Y dame lo que quieras y no me hagas promesas que quiero descubrirte en esta habitación. Y dame lo que queda al final de la escalera, enciérrame en tu cuerpo y no en tu corazón. Y dame un beso grande...


:*