23 enero 2004

Sueñito

Anoche dormí poco más de 10 horas. Cosa rara en mí pues casi siempre duermo más o menos la mitad de eso (+-1hr). A las 9 pm ya estaba acostado y listo para dormir. Qué rico es dormir, es huir de la realidad. No recuerdo qué tando soñé, pero sí recuerdo que apareció un amigo de la adolescencia, Alex (conocido también como "Megamán"). Sólo recuerdo que yo abría una puerta y ahí estaba él y me decía emocionado que me quería mostrar el equipo de sonido y bocinas que acababa de comprar para una disco que iba a poner. Se veía feliz y tranquilo. Ya tiene rato que no sé mucho de él y lo último que supe es que era novio de mi prima Samantha, su eterno amor. Son todo un caso pues se odian pero en el fondo se aman. Precisamente a Alex lo conocí a causa de Samy. ïbamos en primero de secundaria si mal no recuerdo y estaba yo en el patio de la escuela. En eso él se me acerca:

- Oye, ¿tú eres novio de Samantha? - me preguntó Alex.
- No, para nada. Ella es mi prima. - Contesté yo. - Bueno, en realidad no somos primos de sangre ni nada pero así nos vemos y decimos desde que éramos niños. Nuestros papás son amigos desde hace muchos años y mis papás son padrinos de Lili, su hermana.
- ¡¿Entonces no son novios?!, ¡es que yo pensaba que sí porque andas mucho con ella! - dijo finalmente como quitándose un peso de encima, y luego volteó hacia la pared de junto y se dio pequeños golpes en la frente como lamentándose por el tiempo perdido en el que no se acercó a ella.

Y así fue nuestro primera conversación y desde entonces nos hicimos muy amigos en la secundaria.